Através de la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional, desde su implementación en 1970 más de 553 mil personas se han salvado de morir en su lugar de trabajo en Estados Unidos; sin embargo, la tarea es quijotesca en medio del clima anti-inmigrante y las iniciativas que se gestan en la Casa Blanca.

En el marco del Día de Conmemoración de los Trabajadores Caídos, que se celebra cada 28 de abril, organizaciones laborales se movilizaron a honrar a las víctimas, asimismo se dio a conocer el reporte que indica que cada día mueren en toda la nación 13 personas en su empleo, 2 de ellos son latinos.

Lea más en Hoy